Make your own free website on Tripod.com
   
ALTAS TERNURAS

Esperaré, y en día no lejano,
cuando se apiade mi contraria suerte
y me depare el ósculo de muerte
que ha de salvarme del contagio humano,

pienso que tierra y cielo y océano
de gozo temblarán... y que yo, al verte,
caeré de nuevo en tu regazo, inerte,
después de traspasar el hondo arcano.

Mas luego nuestras almas en un grito
de amor se fundirán... y un mismo anhelo
nos llevará a los pies del Dios bendito;

y así como esos astros de áureo vuelo
que vagan de infinito en infinito,
volaremos los dos de cielo en cielo.

Y en unos eternos abrazos confundidos,
lejos de las mundanas mezquindades,
oiremos, en las altas claridades,
de la angélica orquesta los sonidos.

Y veremos con ojos sorprendidos
la desaparición de las edades,
hasta que el mundo, envuelto en tempestades,
caiga en rotos fragmentos esparcidos.

Y cuando en esa vida misteriosa
toda mi sed de dicha se mitigue,
y tú sientas la calma prodigiosa,

como en el cielo todo se consigue,
tú serás una estrella esplendorosa,
yo un satélite tuyo... que te sigue.

JULIO FLOREZ

TAL VEZ CORRIERA UNA VIDA

Tu casa quedaba lejos,
muy atrás de las montañas ;
salí a buscarte en invierno,
cuando el sol no calentaba .

Tu pueblo, que no era el mió,
me recibid una mañana ...
yo lucía aquél abrigo
del color de la granada.

Y también una mantilla
que entre seda y entre lana,
con lujo de pedrerías
a una reina me igualaba.

Cuatro niños, todos rubios,
se prendieron de mi saya,
yo pregunté si eran tuyos
y los besé con el alma.

Una ternura infinita

se desprendió de mis lágrimas:
tal vez corriera una vida,
desde que tú me llamaras.


Ángela Elena Daniele
BUENOS ÁIRES-ASGEKTINÁ-VERANO 1989 –

 

 

MI AMOR Y TU FOTO, PAPÁ.

Mí amor por tí, viejo, es tan grande
que tu cariño mi existencia llena,
y tu cariño para mí es, padre,
el bálsamo que hoy cura mi pena.

Sólo con mirar tu foto,
mi corazón se inunda de ternura,
y me colma de dicha e ilusión
admirar en silencio tu figura.

No sé, papá, si al contemplar tu foto
si es sueño o realidad, pues noto
que me habla tu imagen adorada,

y mi vida se llena de alegría,
sintiendo, al darle un beso cada día,
la dulce caricia de tu mirada.

AGUSTIN GARCIA ALONSO

 
 
 
 
Home

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50

(33)
 
REVISTA OVACION © 2005 - DISEÑO